El aceite de oliva y el corazón

El aceite de oliva y el corazón

El aceite de oliva virgen extra tiene muchas propiedades beneficiosas para el organismo, gran parte de estas propiedades son debidas a los fenoles. Estos fenoles se transfieren a los alimentos cuando se cocinan con aceite de oliva virgen.

Los fenoles del aceite de oliva virgen extra han sido estudiados en numerosos estudios por sus propiedades beneficiosas para el corazón y como prevención de las enfermedades cardiovasculares. Estas propiedades solo están presentes en el aceite de oliva virgen y no en los aceites de oliva a secas. Esto se debe a que los fenoles se destruyen durante el proceso de refinado al que es sometido el aceite de oliva normal, obligatorio para reducir la elevada acidez de estos aceites de oliva de peor calidad.

Estudios elaborados sobre los aceites refinados han concluido que este proceso elimina todos los beneficios que aportan los fenoles del aceite de oliva.

El aceite de oliva virgen nunca sufre el proceso de refinado y es por esta razón por la que numerosos estudios explican los beneficios del aceite de oliva virgen o virgen extra.

Hace ya un tiempo, numerosos estudios internacionales indicaban las bajas tasas de enfermedades cardiovasculares entre la población de la cuenca mediterránea. La explicación de la baja incidencia de estos tipos de enfermedades se encontró en la dieta mediterránea y concretamente en el aceite de oliva virgen.

Después de estos estudios la dieta mediterránea se convirtió en sinónimo de dieta sana que ayudaba frente a las enfermedades del corazón. En estos estudios sobre la dieta mediterránea se comentaban muchas de las cualidades de esta dieta, el vino tinto, verduras y hortalizas, pescado… pero, sobre todo, aceite de oliva virgen.

También se descubrió que los ácidos grasos presentes en el aceite de oliva virgen ayudan a reducir los niveles de colesterol malo (LDL) mientras aumentan el nivel de colesterol bueno (HDL). Hoy en día se están empezando a conocer también los efectos beneficiosos de los polifenoles presentes en el aceite de oliva virgen.